en Ponte en forma

Practicar senderismo es una excelente opción para hacer ejercicio y mantener un estilo de vida saludable, pero también para disfrutar de la naturaleza.

 

¿Nunca has realizado una ruta por el monte? Tranquilo, porque se trata de una actividad sencilla. Eso sí, es necesario conocer las principales recomendaciones para iniciarse en el senderismo de una manera segura.  

 

¡Te lo contamos todo en Agua Sana! 

 

Pero, ¿qué es el senderismo?

 

Se denomina senderismo a la práctica deportiva que consiste en recorrer a pie senderos, ya sea por la montaña o por el campo. Por lo general, esta actividad no suele tener un nivel de dificultad elevado, aunque también dependerá del tipo de ruta elegido. 

 

Ahora bien, al llevarse a cabo en entornos naturales, es conveniente equiparse adecuadamente con el fin de evitar cualquier tipo de incidencia, como caídas o resbalones. 

 

Del mismo modo, si vas solo, no dudes en avisar a alguien de confianza de tu salida y el horario previsto de regreso. Así, si sucede algo, esa persona puede avisar y facilitar tu localización.

 

Recomendaciones para iniciarse en el senderismo

 

Como te adelantamos, iniciarse en el senderismo es sencillo, pero es vital ir bien equipado y, por supuesto, escoger rutas adecuadas al nivel o la experiencia que se tenga. 

 

Por ello, recuerda comenzar poco a poco y decantarte por un camino fácil de recorrer y con un máximo de tres horas de duración. Piensa que, si nunca has hecho senderismo, puede ser complicado realizar una ruta especialmente complicada, en la que existan bastantes desniveles, haya que escalar zonas rocosas o tengan un tiempo elevado de recorrido. 

 

Pero, ¿qué más consejos debes tener en cuenta? ¡Veámoslos en profundidad!

 

Estudia con antelación la ruta que deseas hacer

 

Antes de nada, es importante que te informes sobre la ruta que deseas realizar y que conozcas sus condiciones, desde su nivel de dificultad y el tiempo que te llevará completarla, hasta el lugar en el que comienza y termina o si se encuentra bien señalizada o en buen estado. 

 

Presta atención a las condiciones climatológicas

 

Por supuesto, también deberás saber si el tiempo es adecuado para llevar a cabo la ruta en el lugar, la fecha y las horas de la salida. 

Recuerda que determinadas condiciones meteorológicas pueden dificultar o incluso impedir su recorrido, ya sea por niebla espesa que afecta a la visibilidad, por lluvias intensas o incluso por altas temperaturas.

Para evitar posibles riesgos durante las rutas de senderismo, conviene llevar ropa y calzado adecuados

 

¿Qué calzado y ropa debes llevar?

 

Como seguramente ya sabes, no se puede hacer senderismo con cualquier tipo de calzado, por lo que hay que evitar los tacones, los zapatos o las zapatillas con una suela muy fina. 

 

Así, lo más recomendable es apostar por un calzado de montaña de suela gruesa que se agarre bien al suelo, pero también que tengan propiedades impermeables y transpirables. Además, es aconsejable que protejan los tobillos para minimizar los riesgos ante una caída o una torcedura, los accidentes más comunes cuando se practica senderismo. 

 

Por otro lado, es recomendable utilizar unos calcetines que mejoren el confort durante los paseos y que eviten las rozaduras en los pies. 

 

¿Y la ropa? Aunque va a depender de la estación y de las condiciones particulares del sendero que se vaya a realizar, debe ser cómoda, ligera y transpirable

 

Incluye en tu mochila todo lo necesario para hacer la ruta

 

Ahora que ya conoces el sendero que deseas recorrer, tienes información sobre la previsión meteorológica y cuentas con calzado y ropa adecuada, es hora de preparar la mochila con el equipamiento que necesites para la marcha.

 

Entre otros, deberás llevar comida ligera para reponer fuerzas (fruta, bocadillo…) y en torno a un litro y medio de agua. En este sentido, es importante beber pequeñas dosis cada 20 o 25 minutos, aunque no se tenga sed. 

 

Además, también te recomendamos que incluyas una linterna, un pequeño botiquín y ropa extra (chubasquero, cortavientos, calcetines de repuesto, cordones, gorro polar…) que variarán dependiendo de las condiciones meteorológicas y del lugar al que vayas. Del mismo modo, también es imprescindible llevar el móvil cargado y, si se desea, guardar una batería portátil por si te hiciese falta.

 

Por otro lado, no te olvides de la protección solar, indispensable en cualquier época del año, especialmente la estival, un silbato, muy útil si surge cualquier incidencia y una navaja multiusos, más que recomendable si sales a la montaña. Eso sí, recuerda revisar las especificaciones técnicas para asegurarte que cumple los requisitos legales en España. 

 

Por supuesto, es conveniente llevar bolsas para guardar los desechos y tirarlos de vuelta a casa o incluso para envolver cualquier objeto o accesorio en caso de lluvia. 

 

¿Realmente necesitas un mapa si haces senderismo?

 

Aunque hayas comprobado las condiciones de la ruta y tengas un móvil o un GPS, es aconsejable llevar también un mapa y, si lo deseas, acompañarlo de una brújula. De este modo, aunque se acabe la batería, siempre tendrás una ayuda para orientarte. 

 

¿Qué te ha parecido este post con recomendaciones sobre cómo iniciarse en el senderismo? Esperamos que te sea de utilidad y que te animes a practicarlo. Sin duda, una gran manera de conocer entornos naturales de gran belleza al mismo tiempo que te ejercitas.

Recommended Posts
Sigue una rutina fitness para lograr tus propósitos