en Momentos de vida sana

Después de una larga jornada de trabajo, sentarse en el sofá es sinónimo de relax y bienestar. Sin embargo, para evitar el dolor de espalda, es importante adoptar una postura correcta, ya que no todas son adecuadas. 

 

¿Cuál es la mejor postura para que la espalda no se resienta? ¿Es bueno utilizar cojines? ¿Y trabajar o dormir en el sofá? Si quieres conocer las respuestas, no te pierdas este artículo. ¡Respondemos a todas las preguntas!

 

La postura más adecuada en el sofá para evitar el dolor de espalda

 

El dolor de espalda es una patología muy extendida entre la población. En la mayoría de las ocasiones, se trata de un problema de salud relacionado con el trabajo, pero estas molestias también son habituales cuando nos sentamos durante un largo periodo de tiempo en un sillón o en un sofá en posturas incorrectas. 

 

No cabe duda de que el sofá se asocia al descanso, a la desconexión, al reposo y a disfrutar del tiempo de ocio, pero hay que tener en cuenta que tener malos hábitos posturales puede traer consigo dolores de espalda y molestias musculares.

 

¿Cómo sentarse en el sofá para evitar dolores de espalda?

 

Para evitar el dolor de espalda, lo mejor es sentarse en el sofá con la espalda recta y alineada, repartiendo el peso entre las dos piernas, con los pies apoyados en el suelo y con las rodillas en ángulo recto con la cadera. De esta manera la espalda no se verá resentida y, al mismo tiempo, se previenen molestias musculares. 

 

Por otro lado, existen determinados consejos que hay que tener en cuenta:

 

  • Se debe evitar sentarse sobre una sola pierna o mantener el cuerpo apoyado sobre un brazo. 
  • También es recomendable cambiar la postura para no estar demasiado tiempo sentados del mismo modo. 
  • Es aconsejable no estar apoyados hacia atrás. Esto hace que se cree presión en el coxis y en la zona lumbar. Por ello, si existe espacio entre el sofá y la espalda, lo mejor es utilizar un cojín. 
  • Si se necesita estirar las piernas, un reposapiés es una excelente solución. Eso sí, es conveniente que se encuentre a la misma altura que el sofá. 
  • Para que el cuello no se resienta, es bueno que se apoye de forma natural en el respaldo, quedando alineado con la espalda. Si esto no es posible, se puede utilizar un cojín. 
  • Los hombros no deben estar caídos hacia adelante, sino rectos. 
  • ¿Y la televisión? Debe quedar de frente, para no girar el cuerpo ni el cuello. Además, los ojos tienen que quedar a un tercio del extremo superior de esta

 

Siguiendo estas recomendaciones, estamos seguros de que tu postura en el sofá será la correcta y conseguirás que no aparezcan molestias y dolores de espalda. 

Para evitar dolores de espalda conviene levantarse al menos cada hora

¿Cada cuánto es bueno levantarse del sofá para prevenir dolores en la espalda?

 

Aunque nos sentemos en la postura ideal para evitar molestias, tienes que saber que el cuerpo no está hecho para pasar un largo periodo de tiempo en la misma posición. Y es que, sea correcta o incorrecta, mantenerla durante una larga estancia puede provocar igualmente dolores. 

 

Por ello, es aconsejable levantarse al menos una vez cada hora y pasear por casa. De esta manera nos aseguramos de prevenir cualquier molestia. 

 

¿Sofá blando o sofá rígido?

 

Lo cierto es que el sofá perfecto en términos ergonómicos no existe. Sin embargo, se suele recomendar que sea más rígido que blando, ya que de esta manera permitirá que el cuerpo se mantenga recto y en una buena postura. 

 

¿Es bueno trabajar en el sofá? ¿Y dormir?

 

El sofá no tiene una estructura idónea para teletrabajar en él, por lo su uso no es adecuado para una jornada laboral o para pasar un tiempo prologando. 

 

Por supuesto, tampoco es conveniente dormir en el sofá, ya que no es ergonómico y no ofrece las propiedades y características necesarias para que el cuerpo descanse. De hecho, puede provocar molestias musculares, dolor de cuello y de espalda, así como contracturas. 

 

Consejos para fortalecer los músculos de la espalda

 

Adoptar una postura correcta en el sofá es crucial para prevenir dolores de espalda. Unido a esto, es más que aconsejable realizar ejercicios que permitan fortalecer los músculos de la espalda.

 

Para ello, existen numerosos deportes y actividades físicas que se pueden llevar a cabo. 

 

  • Natación. Uno de los deportes más completos para cuidar la espalda. 
  • Yoga o pilates. Ambas son perfectas para mejorar y fortalecer la columna vertebral. 
  • Caminar al menos una hora al día. 
  • Tai Chi. Esta actividad tonifica la musculatura y, al igual que el resto de disciplinas mencionadas, previenen los dolores de columna. 

¿Qué te ha parecido este post sobre cómo sentarse en el sofá para evitar el dolor de espalda? Esperamos que te haya sido útil y que, con los consejos y tips que te damos desde Agua Sana, consigas decir adiós a esas molestias musculares o problemas en la columna.

¡No olvides visitar nuestra página de juegos! Esta semana te proponemos descubrir los deportes ocultos en la sopa de letras.

Recommended Posts
Una de las escapadas de invierno imprescindibles en España es Granada