en General

Un buen desayuno es FUNDAMENTAL. Debemos saber que el desayuno es la comida más importante del día ¿Por qué? Porque después de tantas horas sin comer, 8 o 10 horas, necesitamos energía y nutrientes para realizar nuestras actividades diarias.

Desayunar o no desayunar puede marcar la diferencia entre un buen día y un mal día, la falta de nutrientes provoca fatiga y pérdida de energía.

Comer bien antes de comenzar nuestro día nos dará la energía para enfrentarnos a nuestras labores diarias, mejora nuestro rendimiento físico e intelectual y nos permite aguantar en buenas condiciones hasta la hora de la comida.

Qué desayunar

Muchas veces nos preguntamos qué desayunar sano. Un buen desayuno aporta aproximadamente unas 400 calorías.

Con las prisas del día a día, la mayoría de nosotros salimos de casa sin apenas haber comido nada. Normalmente, tomamos un vaso de zumo o de leche y poco más. Y esto provoca que, a media mañana suframos un hambre terrible y nos lanzamos a comer un bocadillo, unas galletas, un aperitivo…

A continuación, te damos algunos consejos para que realices un buen desayuno. ¡Allá vamos!

Desayunar fruta

Esta es, probablemente, una de las mejores opciones para salir de casa bien nutridos. La fruta nos aporta todas las vitaminas que necesitamos y, además, es fácil y rápido de preparar. En pocos minutos podemos disfrutar de un delicioso desayuno.

La fruta es rica en glucosa, un tipo de azúcar que el organismo asimila muy bien y que es beneficiosa para el cerebro a esas primeras horas del día. Es un alimento ideal para despejarnos por las mañanas.

¡La fibra! La fruta es rica en fibra y, por eso, nuestro estómago la digiere adecuadamente. Por supuesto, nos aporta agua (como ya sabéis una buena hidratación es esencial para nuestro organismo). 

En definitiva, es súper recomendable incorporar fruta a nuestros desayunos: es fuente de agua, fibra y vitaminas.

la fruta es un buen desayuno

¿Cuáles son las frutas más indicadas?

Algunas de las frutas que deberías incorporar en tus desayunos son: la naranja, el kiwi, el plátano, las fresas, la piña… Te contamos el porqué.

La naranja y la mandarina son un gran antioxidante.

El kiwi ayuda al intestino, evitando el estreñimiento. 

Plátano: su gran cantidad de potasio nos ayuda a prevenir los calambres musculares.

Las fresas son ricas en fibra y poseen muy pocas calorías y nada de grasa.

La piña es un gran antiinflamatorio.

Estos son solo algunos ejemplos de frutas que podemos añadir a nuestro desayuno, pero cualquier otra fruta que os guste será una buena opción.

Beneficios de la chía en el desayuno

La chía es más rica en vitaminas y minerales que otras semillas, y además contiene fibra. Desayunar avena y chía presenta múltiples beneficios para el cuerpo: nos ayuda a regular nuestro tránsito intestinal.

Ambos alimentos cuentan con nutrientes esenciales que estimulan la saciedad y nos ayudan a comer menos durante el resto del día.

Además, es una alternativa de desayuno ideal para los que no tenemos mucho tiempo por las mañanas. 

Por otro lado, el consumo regular de semillas de chía puede ayudarnos si queremos bajar de peso, ya que es un alimento saciante que contiene ácidos grasos omega 3 y 6, ayuda a reducir la sensación de apetito y previene el estreñimiento.

Así que, ¿por qué no incorporamos esta semilla a nuestro desayuno?

Ideas para un desayuno sano

Nos aburre desayunas siempre lo mismo, por eso queremos proponeros algunas ideas para desayunar mejor y más variado. Un desayuno equilibrado y sano debería contener: una ración de fruta, una parte de cereales (pan, cereales en copos, galletas…) aunque ¡ojo! con la cantidad de azúcar de algunos de estos alimentos, un aporte de calcio como un vaso de leche, un yogur o queso.

Algunas ideas para un desayuno diferente

Una bebida vegetal: de soja, avena, almendras… Son bebidas muy completas y ricas en nutrientes.

Alterna los sabores de tus tostadas: mermeladas de diferentes sabores, queso fresco y membrillo, jamón serrano y tomate, aguacate…

Diferentes tipos de panes: de cereales, con aceitunas, con semillas, con nueces y pasas … ¡Hay un montón de variedades!

Yogur y frutas, incluso puedes añadir algunos cereales ¡Delicioso y saludable!

Muesli: un bol de leche con muesli es una alternativa, muy sana, a los cereales azucarados.

Bizcocho o magdalenas CASERAS. Anímate y prepara alguna receta de tu abuela, modera la cantidad de azúcar y sustituye la margarina por aceite.

 

Como veis, existen multitud de opciones para disfrutar de un buen desayuno. ¡Ya no hay excusas para empezar el día con energía! Tenemos opciones para todos los gustos, no descuides la comida más importante del día, tómate unos minutos para comer bien a primera hora, tu organismo te lo agradecerá el resto del día.

¡Os esperamos el próximo lunes! Os deseamos una buena semana.

Recent Posts
beneficios de beber agua en el embarazoSigue una rutina fitness para lograr tus propósitos