en Todo sobre el agua mineral

Seguramente, cuando te acercas al pasillo de las aguas minerales, escoges una marca al azar pensando que todas ellas son aguas minerales iguales. Sin embargo, tenemos que decirte que no es cierto. Cada una tiene sus cualidades organolépticas, pudiendo diferenciarlas por su sabor, pero también por su composición y su origen. 

De hecho, ¿sabías que la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición reconoce oficialmente la existencia de más de 100 aguas minerales? Así, todas y cada una de estas variedades son completamente diferentes. 

Si te interesa conocer más sobre este tema y descubrir en profundidad por qué no existen dos aguas minerales iguales, atento, te damos todas las claves en este post. 

¡Vamos allá!

Gran diversidad de aguas minerales 

Como te adelantamos, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición reconoce, de manera oficial, la existencia de más de 100 aguas minerales. Ahora bien, para que esto suceda, las aguas minerales de bebida envasada deben cumplir unos estrictos requisitos, establecidos en el real decreto de 2010, garantizando de esta manera su calidad y seguridad alimentaria. 

En este sentido, conviene señalar que el artículo 2 del Real Decreto 1798/2010 del 30 de diciembre regula la explotación y comercialización de las aguas minerales naturales, así como de las aguas de manantial envasadas para consumo humano. Así, las aguas minerales naturales deben ser microbiológicamente sanas y tienen que provenir de un estrato o yacimiento subterráneo y brotar de un manantial o poder ser captadas de forma artificial mediante pozo, zanja, galería, sondeo o una combinación de cualquiera de estos métodos. 

¿Por qué no todas las aguas minerales son iguales?

Ahora que ya conoces la gran variedad de aguas minerales que existen, seguramente te preguntes por qué, a pesar de tener características comunes, no existen dos aguas minerales iguales. 

La razón es muy sencilla: cada una de ellas tiene un origen, una composición y un sabor único, ofreciendo propiedades concretas. ¡Veámoslo en detalle!

 

La composición mineral de las aguas minerales también hace que no existan dos aguas minerales iguales

Origen de las aguas minerales naturales 

Las aguas minerales proceden de distintos acuíferos. Debido al deshielo y las lluvias, el agua se filtra a través de la tierra y las rocas y viaja hasta estas estructuras subterráneas, donde puede permanecer miles de años, protegidas de toda contaminación. Así, cada agua mineral tiene su origen en diferentes estratos o yacimientos subterráneos. 

Por ejemplo, Agua Sana se encuentra en una de las laderas de A Groba, en el término municipal de Baiona, Pontevedra, dando lugar a un agua mineral natural pura, ligera y equilibrada. 

Composición de las aguas minerales naturales

Las aguas minerales naturales tienen una composición y concentración de minerales y oligoelementos estable, pero evidentemente, varía en función de la zona geológica en la que se sitúe el acuífero. Por eso no existen dos aguas minerales iguales. 

No hay que olvidar que en las aguas subterráneas se van disolviendo sales procedentes de las rocas (sodio, potasio, calcio, cloruros, sulfatos…), de ahí que cada agua tenga una serie de características y propiedades concretas. 

Agua Sana, por ejemplo, es un agua de mineralización muy débil, ofreciendo una baja cantidad de sodio y de minerales, por lo que es apta para toda la familia y recomendable para la preparación de alimentos infantiles. Asimismo, es diurética, siendo aconsejable para problemas renales, cardiovasculares o para favorecer las digestiones. 

Sabor de las aguas minerales naturales

Por supuesto, en función de su origen y, por tanto, de su composición, cada agua mineral tendrá un sabor diferente

En este sentido, el contenido mineral que se encuentre en el agua ofrecerá notas de sabor diversas. Así, aquellas con un alto porcentaje en sodio, tendrán toques más salados, mientras que las que tengan una concentración baja en minerales y oligoelementos, serán percibidas como aterciopeladas y suaves.  

Ahora bien, es importante recordar que su sabor no afecta a su potabilidad ni a su calidad. Todas las aguas minerales han pasado estrictos controles de calidad, siendo puras desde su origen, naturales y sin ningún tratamiento químico posterior.  

¿Cómo escoger la mejor agua mineral? 

Como ves, no existen dos aguas minerales iguales y es que cada una de ellas tienen un origen, una composición y un sabor diferenciado. Debido a esta gran diversidad, te recomendamos que consultes la etiqueta para conocer sus características, lo que te ayudará a elegir la que mejor se adapte a tus necesidades o preferencias. 

En ella también podrás encontrar su fecha de consumo preferente ya que, aunque no caducan, ingerirla después del tiempo recomendado mermará sus propiedades, pero en ningún caso será nociva para la salud. 

Agua Sana, agua de mineralización muy débil 

¿Qué te ha parecido este post sobre las aguas minerales naturales? Esperamos que te haya sido de utilidad y recuerda, Agua Sana, agua de mineralización muy débil, es un agua ideal para toda la familia y para la preparación de alimentos infantiles. 

No lo dudes, Agua Sana es tu agua mineral natural. Cuida de ti y de tu familia.

Recommended Posts