en Equilibrio natural

Sin duda, las aguas mineromedicinales son perfectas para prevenir, aliviar o tratar determinadas dolencias ya que, debido a su composición química, ofrecen beneficios terapéuticos probados.  

 

¿Quieres saber más sobre ellas y qué pueden hacer por ti? No te pierdas este post porque te lo contamos todo. 

¡Empezamos!

 

¿Qué son las aguas mineromedicinales?

 

Las aguas mineromedicinales son aquellas aguas de origen natural que, debido a su composición física, química y físico-química, ofrecen propiedades terapéuticas probadas

 

Por supuesto, para ser declaradas de Utilidad Pública por el Estado y ser consideradas aguas mineromedicinales deben cumplir una serie de requisitos como, por ejemplo, tener una composición constante, ser naturales o poseer una temperatura superior a los 20º. 

 

Del mismo modo, también deben contener más de un gramo de sustancias minerales sólidas disueltas en suspensión y ofrecer diversas características en cuanto a olor, sabor y transparencia. 

 

Los 9 tipos de aguas mineromedicinales y sus usos más comunes

 

Las aguas mineromedicinales pueden ser grandes aliadas para tratar determinadas patologías, desde alergias o patologías dermatológicas, hasta problemas de digestión o anemias ferropénicas, entre otras, de ahí su utilidad e importancia. 

 

Pero, ¿sabes qué tipos de aguas mineromedicinales existen y cuáles son sus usos concretos? 

 

Aunque existen diversas clasificaciones, la más habitual es su composición química, basada en la relación de aniones y cationes predominantes que ofrezcan. 

 

¡Veámoslo en detalle!

 

Aguas sulfatadas

 

Las aguas sulfatadas son aquellas que disponen de altos niveles de anión sulfato y son perfectas para aliviar problemas digestivos y trastornos biliares, ya que no solo protegen el hígado, sino que también incrementan las contracciones intestinales. 

 

Aguas cloruradas

 

Consideradas antiinflamatorias y desinfectantes, ayudan a tratar procesos reumatológicos y también afecciones de la piel o patologías respiratorias crónicas. En estas aguas mineromedicinales el anión cloruro es el predominante, aunque contienen altos niveles de sodio, calcio y magnesio. 

 

Aguas bicarbonatadas

 

Como su nombre indica, en las aguas bicarbonatadas el anión bicarbonato es el predominante. ¿Y cuáles son sus utilidades? Destacan por ser alcalinizantes, potenciar la secreción enzimática del páncreas y aumentar la actividad de la bilis, por lo que son perfectas si se sufre de gastritis, acidez de estómago o hernias de hiato. Por otro lado, se suelen consumir en bebidas. 

 

Aguas ferruginosas

 

La composición predominante es el hierro y, a menudo, suelen ser también bicarbonatadas o sulfatadas. Este tipo de aguas mineromedicinales están indicadas para tratar problemas relacionados con la falta de este mineral como en el caso de la anemia ferropénica

 

Además, también son especialmente útiles para mejorar el aspecto de la piel y reforzar el cabello o las uñas.

Dependiendo del tipo de agua mineromedicinal se puede administrar por vía oral, respiratoria o cutánea

Aguas oligometálicas

 

Las aguas oligometálicas o de mineralización débil, poseen diversos minerales, pero en poca cantidad. En general, se sitúan entre los 50 y los 100 mg/l. 

 

¿Y sus beneficios? De gran efecto diurético, favorecen la función renal, por lo que están indicadas para los cálculos renales o litiasis biliar, ayudando al organismo a deshacerse mejor de los desechos y reduciendo las posibilidades de desarrollar piedras en el riñón. 

 

Aguas radiactivas

 

El radón, un gas radioactivo de origen natural, es la composición predominante de este tipo de agua y, al contrario de lo que pueda parecer, su uso termal no supone ningún riesgo para la salud. Es más, ofrecen diversos beneficios sobre el sistema endocrino, inmune y neurovegetativo. 

 

Es decir, se utiliza para tratar desde trastornos psicológicos (estrés, ansiedad, problemas del sueño…) o patologías respiratorias, hasta problemas reumatológicos. 

 

Aguas carbónicas o carbogaseosas

 

Las aguas carbónicas ofrecen una composición de carbónico libre mayor a 250 mg/l y, dependiendo de cómo se consuma, tendrá unos beneficios u otros. Así, por vía oral, es un gran aliado de la digestión, ya que sus burbujas promueven el movimiento intestinal. Eso sí, conviene señalar que está desaconsejada en aquellas personas que tengan gases. 

 

Y, si se usa en baños, ofrece una acción vasodilatadora, siendo beneficiosa para tratar arteriopatías obliterantes.

 

Aguas sulfuradas

 

Contienen sulfuro y sulfuro de hidrógeno y son beneficiosas tanto por vía oral como respiratoria. Además, también tienen grandes ventajas si se toman en baños. 

 

En líneas generales son antialérgicas, antirreumáticas y desintoxicantes. Por ello, se utilizan especialmente para aliviar afecciones de la piel, patologías respiratorias crónicas o procesos reumáticos. 

 

Aguas cálcicas

 

Disponen de altos niveles de calcio y posee propiedades diuréticas, antiinflamatorias y sedantes. De este modo, se recomiendan para proteger el aparato digestivo o para patologías cardiovasculares, como el colesterol alto. Además, son beneficiosas para aquellas personas que sufren degeneración ósea. 

 

Como ves, las aguas mineromedicinales ayudan a mejorar o aliviar determinadas patologías. Sin embargo, tienes que saber que en ocasiones pueden provocar reacciones adversas, por lo que siempre debes seguir las recomendaciones de tu médico. De esta manera, evitarás cualquier tipo de complicación. Piensa que cada persona es diferente y se debe evaluar pormenorizadamente su uso en base a cada caso. 

 

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda y recuerda que, para mejorar la calidad de vida y prevenir enfermedades, es fundamental llevar una dieta saludable, hacer ejercicio habitualmente y beber suficiente agua para que el organismo funcione correctamente.

Agua Sana, es un agua de mineralización muy débil ideal para toda la familia y apta para la preparación de alimentos infantiles. ¡Agua Sana cuida de ti y de los tuyos!

 

No olvides visitar nuestra página de juegos y demostrar todo lo que has aprendido con este artículo. ¡Relaciona conceptos, juega con Agua Sana!

Recent Posts
Algunos de los efectos del cambio de hora de invierno pueden ser dolores de cabeza, problemas de sueño, estrés o apatíaLas zanahorias son excelentes para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel