en Actualidad

El 19 de octubre se celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, una iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) cuyo objetivo es concienciar a la sociedad de la importancia del diagnóstico precoz de este tumor, el más frecuente entre la población femenina y que sufren 1 de cada 8 mujeres en el mundo

 

Al contrario de lo que pueda parecer, en la mayoría de los casos la genética tiene poco peso, lo que significa que hay maneras de prevenir el cáncer de mama, desde realizar controles periódicos para su diagnóstico precoz, hasta seguir un estilo de vida saludable. 

 

¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos todo!

 

¿Se puede prevenir el cáncer de mama?

 

Hasta no hace demasiado tiempo, se pensaba que el cáncer de mama no se podía prevenir, por lo que la mayor parte de los esfuerzos se centraban en su detección precoz a través de las mamografías

 

Si bien existen determinados factores de riesgo que no podemos cambiar (sexo, edad, densidad mamaria, antecedentes de enfermedades mamarias…), ahora sabemos que es posible reducir las posibilidades de sufrirlo hasta en un 30%. ¿Cómo? Siguiendo unos hábitos saludables y controlando otros aspectos que influyen en su aparición como pueden ser el consumo de alcohol, el tabaquismo o la inactividad física. 

 

Por supuesto, además de las mamografías y la modificación de determinados factores de riesgo, también es recomendable realizar una autoexploración mamaria como medida de prevención. 

 

¿Cómo realizar una autoexploración mamaria?

 

La autoexploración mamaria, unido a las revisiones ginecológicas anuales y a las mamografías, es una medida muy eficaz para conocer si existe algún cambio o anomalía en los pechos de la mujer y, de ser así, se deberá poner en conocimiento del especialista. De hecho, se recomienda empezar a hacerla a partir de los 20 años una vez al mes

 

¿Y qué momento es mejor? Para las mujeres en edad fértil, la semana siguiente de finalizar la menstruación. Por otro lado, las que hayan superado la menopausia, pueden hacerla cualquier día del mes.  

 

Si es la primera vez que la realizas, deberás hacerlo más detenidamente para conocer en profundidad su aspecto. Así, en las siguientes exploraciones podrás identificar posibles cambios. 

 

Pasos para hacer una autoexploración mamaria

 

Con los brazos caídos, de pie y frente al espejo, gira el tronco de un lado al otro para observar si existe algún bulto, zonas enrojecidas, textura similar a la piel de naranja o cualquier otra irregularidad, ya sea en la piel o en los pezones. Después, repite las observaciones, pero con los brazos detrás de la nuca. Finalmente, con los brazos erguidos hacia arriba, comprueba si hay diferencias entre ambos senos (tamaño, forma…). 

 

A continuación, hay que palpar cada una de las mamas utilizando la mano contraria. Así, con la yema de los dedos y realizando movimientos circulares, debes empezar por la zona externa y seguir hasta el pezón, que también debes apretar para observar si sale algún tipo de líquido. Para terminar, con los brazos bajados, explora las axilas

Autoexploración mamaria

Por supuesto, si notas cualquier anomalía durante la exploración (bultos, irregularidades, dolor…) es fundamental que se lo comuniques a tu especialista para una valoración en profundidad. 

Consejos para prevenir el cáncer de mama

 

Como te adelantamos, es posible reducir las posibilidades de aparición del cáncer de mama hasta en un 30% controlando determinados factores de riesgo. 

 

Haz ejercicio

 

El ejercicio siempre es beneficioso para la salud, pero, además, puede ayudar a prevenir el cáncer de mama. De hecho, la OMS recomienda hacer actividad aeróbica moderada (salir a correr o  caminar, andar en bici…) al menos 150 minutos a la semana. 

 

De esta manera se mejora tanto el estado físico como mental, y también disminuyen las probabilidades de sufrir cáncer de mama.

Hacer ejercicio físico, llevar una dieta saludable y no fumar o beber alcohol, algunas de las medidas para reducir las posibilidades de sufrir cáncer de mama

Lleva una dieta saludable

 

También es recomendable seguir una dieta saludable y equilibrada, rica en verduras, legumbres, pescado y frutas. 

 

¿Algunos de los ingredientes que puedes incluir en tu menú y que destacan por sus propiedades anticancerígenas? Cúrcuma, brócoli, manzana, frutos secos, legumbres o aceite de oliva. 

 

Gracias a esto también se evita el sobrepeso, otro factor de riesgo que incide en la aparición del cáncer de mama. En este contexto, es conveniente dejar de lado los alimentos procesados y los refrescos, ya que contienen un elevado aporte de azúcares.

 

Evita el tabaco y el consumo de alcohol

 

También es más que aconsejable no fumar y disminuir al máximo el consumo de alcohol ya que ambos se relacionan con un mayor riesgo de padecer cáncer de mama. 

 

Además, no hay que olvidar que tanto el tabaco como el alcohol provocan múltiples enfermedades y patologías, por lo que evitarlos ayudará a mejorar el estado de salud.  

 

Esperamos que estos consejos te sirvan y recuerda que la prevención es clave. Gracias a la detección precoz, el 80% de las mujeres con cáncer de mama supera la enfermedad. 

Recommended Posts
El Día Mundial del Corazón busca concienciar a la población sobre las enfermedades cardiovasculares