en Alimentación

Si estás pensando en cambiar de hábitos y mejorar tu alimentación, es importante que realices una compra consciente. Así, el primer paso para lograrlo es llenar tu cesta con productos saludables al mismo tiempo que reduces o eliminas los ultraprocesados de tu dieta. Esto, a su vez, no solo hará que tus menús sean más sanos, sino que también ahorrarás dinero. Y es que, los productos precocinados o procesados aumentan tu ticket. 

 

Por supuesto, también tendrás que eliminar los refrescos de tu dieta. En su lugar, es hora de cambiarlos por agua mineral y, si te resulta incómodo, ya que los packs pueden pesar un poco, siempre tienes la opción de pedir en el supermercado agua mineral a domicilio. 

 

Pero, ¿cómo puedes hacer una compra saludable? Atento, porque desde Agua Sana te traemos los mejores consejos. 

 

¡Empezamos!

 

Tips para hacer una compra saludable

 

Si estás deseando cambiar de rutina y unirte al famoso real fooding, te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a realizar una compra saludable. 

 

Por supuesto, lo mejor es ir andando al establecimiento o supermercado que más te interese. Sin embargo, sabemos que no siempre es posible, ya sea porque es una compra abundante o porque quedan demasiado lejos de tu hogar. En estos casos, siempre tienes la opción de pedir online. De hecho, una idea es dejar algunos de los productos para los pedidos por internet y evitar ir sobrecargado. ¿Un ejemplo? Comprar agua mineral a domicilio.

 

Planifica tu menú semanal

 

Antes incluso de preparar la lista de la compra, es conveniente que esboces un menú semanal. No tiene por qué ser el definitivo, pero esto te servirá para saber qué alimentos debes incluir en dicha lista. 

 

Piensa que, de este modo, te será mucho más sencillo incluir en tu dieta alimentos que, por norma general sueles dejar de lado y evitar repetir otros que consumes demasiado o que no son tan interesantes. 

 

Haz una lista de la compra

 

Puede resultar un consejo obvio, pero tienes que saber que hacer una lista de la compra te ayuda a planificar de manera óptima los menús y, por si fuera poco, te aleja de adquirir productos y alimentos por impulso. 

 

Además, gracias a esto, también organizas mejor tu presupuesto, evitando gastar demasiado en comida que no es sana (snacks, dulces, refrescos, alimentos procesados…). 

 

Las compras, sin hambre

 

Una buena idea para comprar solo lo que se necesita, sin caer en tentaciones, es llenar el carrito de la compra después de comer. Al no tener apetito, es más fácil hacer buenas elecciones y, además, no incluyes en tu lista productos de más. ¡Otra forma de ahorrar en tus tickets y ganar en salud!

 

¿Lo mejor? Alimentos frescos y de temporada

 

Apostar por alimentos frescos y de temporada tienen múltiples ventajas. Por un lado, son más sabrosos, ya que están en su punto óptimo de consumo, por otro, aprovechas mejor sus nutrientes y, además, son más baratos. 

 

Así, dependiendo de la estación en la que nos encontremos, puedes priorizar en la lista de la compra frutas, verduras o pescado de temporada. Una gran alternativa que también contribuye a reducir la contaminación del medio ambiente. 

 

Di adiós a los refrescos y da la bienvenida al agua mineral

 

Otro consejo para hacer una compra saludable es eliminar o, al menos, reducir al máximo, el consumo de refrescos y bebidas carbonatadas. Como sabes, cuentan con una gran cantidad de azúcar, un hecho que es perjudicial para la salud, incrementando las probabilidades de sufrir obesidad, sobrepeso, enfermedades cardiovasculares, patologías dentales, como caries, u osteoporosis. 

 

En su lugar, es hora de dar la bienvenida al agua mineral natural, pura desde su origen y con la que siempre sabrás qué estás bebiendo. Piensa que se extrae de un manantial y no lleva ningún tipo de procesado, por lo que es totalmente natural. 

 

Acostúmbrate a beber suficiente agua mineral y notarás cómo mejora tu salud, hidratándote mejor y consiguiendo que el organismo desarrolle sus funciones de manera óptima. Además, con este pequeño gran gesto también notarás cómo baja el gasto medio de tus tickets de la compra, ya que los refrescos son siempre más caros que el agua

Evitar refrescos contribuye a bajar gastos en la compra y el agua mineral es una excelente alternativa

Compra agua mineral a domicilio

 

Como te comentamos al principio del post, una buena idea es pedir en tu supermercado el agua mineral a domicilio. Esto, a su vez, lo puedes incluir en las compras que hagas junto con otros productos pesados, desde artículos de limpieza, hasta cualquier otro que te sea complicado llevar hasta casa. 

 

La mayoría de los supermercados te permiten hacerlo online, pero incluso puedes ir hasta el establecimiento y, una vez allí, llevarte a casa solo lo que más te interese y dejar lo más pesado para que te lo acerquen a casa. ¿Qué consigues con esto? Hacer una única compra semanal e ir andando hasta el local, algo que siempre es bueno. 

Como ves, hacer una compra saludable es posible y recuerda, si quieres beber agua mineral, apuesta por Agua Sana, del manantial a tu hogar.

Recommended Posts
El gazpacho de sandía es una gran alternativa para comer saludable en verano