en Todo sobre el agua mineral

¿Quieres saber cuál es la mejor agua embotellada? Como sabes, en el mercado existen muchos tipos de agua mineral y, cada una de ellas, tiene una procedencia, una calidad, un sabor y unos componentes distintos. Así, hay aguas de mineralización muy débil, aguas altas en sodio, aguas ferruginosas, aguas cálcicas, aguas magnésicas…

 

Por todo ello, si quieres escoger la mejor agua embotellada, no te pierdas este post. Desde Agua Sana te damos todas las claves. 

 

¡Empezamos!

 

¿Cuál es la mejor agua embotellada? 

 

Actualmente, el agua de mineralización muy débil, como Agua Sana, es la más recomendada por especialistas ya que, para una correcta ingesta y para aportar los máximos beneficios al organismo, el agua debe contener pocos minerales. Así, podría decirse que, a nivel general, el agua de mineralización muy débil es la mejor agua embotellada. 

 

Además, al ser baja en minerales y en sodio, es apta para toda la familia. Precisamente por su poca concentración en minerales y sales, también está aconsejada para prevenir la aparición de enfermedades renales, como pueden ser las piedras en el riñón. Del mismo modo, es adecuada para problemas de hipertensión o afecciones cardiovasculares. 

 

Igualmente, es una excelente opción para la preparación de alimentos infantiles, ya que no es necesario hervirla. El agua de mineralización muy débil es un agua mineral natural, es decir, proviene de acuíferos subterráneos, lugar en el que se almacena el agua filtrada por la lluvia, por lo que está libre de contaminación. Después, en la extracción, se mantiene su pureza y su composición, siendo un agua libre de químicos. 

 

Otros tipos de agua mineral natural

 

Por supuesto, existen otros tipos de agua mineral natural que pueden ser muy beneficiosas para el organismo, especialmente si se tiene carencia de algún mineral (hierro, magnesio…). 

 

¿Duras o blandas? 

 

Dependiendo de la cantidad de minerales que posean, se pueden clasificar en duras, si tienen una alta concentración mineral, o blandas, en cuyo caso el aporte de minerales es pobre. 

 

¿Y, en este caso, cuál es la mejor agua embotellada? Las blandas, ya que suelen tener mejor sabor y ser más adecuadas para la salud. Por supuesto, el agua de mineralización muy débil, como su nombre indica, es blanda. 

Si se tienen carencias de minerales, será aconsejable apostar por un agua fuerte

La composición mineral del agua

 

El agua posee diversos minerales. Esto es muy importante, ya que el organismo no puede producirlos.

 

Así, las aguas minerales, dependiendo de su residuo seco, se clasifican en muy débiles, si aportan menos de 50 mg/l de magnesio y tienen niveles de calcio inferiores a 150mg/l y medias o fuertes, en el caso de que posean más de 1500 mg de minerales por litro. 

 

Como ya te adelantamos, el agua de mineralización muy débil es apta para toda la familia, para aquellas personas con determinadas patologías, como la litiasis renal, o para la preparación de alimentos infantiles. Sin embargo, si se tiene carencia de minerales debido a una mala alimentación, podría ser necesario apostar por un agua mineral fuerte.  

 

Aunque, debemos tener en cuenta que los minerales que vienen en los alimentos, sobre todo vegetales, se asimilan mucho mejor que los disueltos en el agua. Esto es debido a que, en las plantas, los minerales aparecen a nivel molecular y en el agua no. El agua, en su tránsito a través de la roca la ha ido disolviendo y, por lo tanto, estos minerales no se disuelven a nivel molecular y aparecen con un mayor tamaño, lo que dificulta su asimilación.

 

Antes de decantarse por un tipo de agua, es aconsejable visitar primero a un médico, para que pueda recomendar la mejor agua embotellada en función de las necesidades de cada uno.

Por supuesto, dentro de esta categoría existen diversos tipos dependiendo de su composición. Entre las más conocidas destacan:

 

    • Ferruginosas. Cuentan con unos niveles elevados de hierro, por lo que están recomendadas para aquellas personas que tienen anemia. 
    • Cálcicas. Como su nombre indica, estas aguas presentan un alto contenido en calcio. Así, se trata de una opción ideal en el caso de que se tenga déficit de calcio.
    • Magnésicas. En este caso, el mineral predominante es el magnesio, siendo muy recomendadas para patologías ginecológicas como el síndrome premenstrual, la osteoporosis postmenstrual o el climaterio. Del mismo modo, combinado con sulfato, el magnesio actúa sobre el sistema digestivo, siendo muy útil para favorecer la digestión y combatir el estreñimiento. 
    • Sódicas. Se trata de aguas ricas en sodio. Si además contiene cloruro, es apta para hipertensos, aunque no es conveniente para personas con problemas cardiovasculares.
    • Sulfatadas. En este caso, las aguas con sulfato de magnesio y sulfato de sodio son buenas para las digestiones y para combatir el estreñimiento. También están aconsejadas para embarazadas y, del mismo modo, son una gran aliada para actuar contra trastornos alérgicos y de la piel. 
    • Bicarbonatadas. Ideales para prevenir enfermedades del corazón, para controlar el colesterol y mejorar la digestión. 
    • Cloradas. Gracias a su alto aporte en cloro, este tipo de agua suele estar indicada para personas con problemas gastrointestinales. 
    • Fluoradas. Con una mayor predominancia de flúor, suelen estar aconsejadas para los más pequeños ya que estimula la mineralización ósea. Ahora bien, su uso no debe ser excesivo, ya que se cree que podría tener efectos tóxicos (fluorosis dental y ósea) y efectos carcinógenos. 
    • Alcalinas. Al poseer un pH más alto de lo normal, es apta para reducir la acidez gástrica. Eso sí, no se debe abusar, de lo contrario, puede producir alcalosis metabólica, que cursa, entre otros, con síntomas como nauseas y vómitos. 

 

¿Qué te ha parecido este post sobre la mejor agua embotellada? Esperamos que te haya sido de utilidad y recuerda, Agua Sana, agua de mineralización muy débil, cuida de ti y de tu familia. Además, la tienes en diversos tamaños y formatos, para que se adapte a la perfección a tus necesidades. 

 

¿Todavía no has jugado con nosotros? Esta semana te traemos un panel que oculta tipos de agua mineral, ¡resuélvelo!

Recommended Posts