en General, Noticias

Mantenerse hidratado es fundamental en cualquier época del año, pero justo ahora, en verano, es esencial. Además, si ya tienes cierta edad es importante que bebas agua suficiente a lo largo del día. Del mismo modo, si tienes en tu entorno a personas mayores, es vital que compruebes que lo hacen.

 

Eso sí, ten en cuenta que para una buena hidratación no vale cualquier cosa, la mejor opción es el agua de mineralización muy débil. Este tipo de bebida no contiene proteínas, ni carbohidratos, ni grasas ni azúcares y aporta una serie de beneficios muy a tener en cuenta sobre todo en personas mayores.  

 

¿Quieres saber cuál es la importancia del agua de mineralización muy débil para las personas mayores? ¡Te lo contamos! 

 

¿Por qué se debe vigilar la hidratación al llegar a cierta edad?

 

Cuando envejecemos disminuye la proporción de agua en nuestro organismo. Si en la edad infantil y en la adolescencia este índice puede llegar a ser del 80 por ciento, en los mayores representa solo un 60 por ciento en hombres y un 50 por ciento en mujeres

 

Si sumamos a esto que las personas de edad avanzada tienden a beber de forma insuficiente porque sienten menos sed, realizan una actividad física menor y suelen consumir una mayor cantidad de fármacos, la deshidratación es un problema que hay que vigilar especialmente ya que puede aparecer con mayor frecuencia

 

Por eso es muy importante sensibilizar a nuestros mayores. Una de las formas de hacerlo es hablarles de los beneficios que tiene el agua de mineralización muy débil para las personas mayores.

 

Beber agua de mineralización muy débil aporta a las personas mayores minerales y oligoelementos esenciales

 

¿Qué aporta el agua de mineralización muy débil a las personas mayores?

 

El agua es una fuente de nutrientes indispensables para nuestro organismo como el calcio y el magnesio. A la hora de realizar una actividad física, aunque sea moderada, hidratarnos con agua es siempre la mejor opción y, además, al carecer de calorías, nos ayudará a mantener la línea. 

 

Por otro lado, las aguas de mineralización muy débil ofrecen un efecto diurético que puede ayudar a aquellos mayores que tengan algún problema renal o padezcan cálculos urinarios. El riñón realiza una función de filtro cuando recoge la sangre desde nuestras arterias para depurarla y devolverla a través de las venas. Con el paso de los años, la operatividad de nuestros riñones tiende a resentirse y el agua de mineralización muy débil es una aliada perfecta a la hora de evitar que se forme una orina concentrada con elementos perjudiciales para nuestra salud.

 

El agua de mineralización muy débil también está especialmente indicada para las personas con hipertensión, un problema que suele verse agravado al llegar a cierta edad y que es muy importante mantener vigilado ya que podría llegar a desencadenar problemas cardiovasculares. 

 

¿Cómo ayudar a nuestros mayores a mantenerse hidratados? 

 

Tanto si vives en casa con una persona mayor como si te encargas de su cuidado, hay una serie de consejos que puedes poner en marcha desde este mismo instante y que te ayudarán a que esté siempre en un nivel óptimo de hidratación. 

 

Los mayores tienen unos requerimientos de agua muy importantes, por eso conviene que adquieran el hábito de beber varias veces a lo largo del día y que lo hagan de una forma regular. De este modo se beneficiarán de una mejor función renal, de mantener una correcta temperatura corporal y podrán evitar el estreñimiento. 

 

Anima a beber a las personas mayores de tu entorno, aunque no tengan sed, el agua de mineralización muy débil se convertirá en un buen aliado para ellas. 

 

Un consejo para conseguir que ingieran el agua suficiente de forma gradual a lo largo del día es que beban al menos un vaso en cada una de las comidas. Eso favorecerá la ingesta de sólidos y facilitará la digestión. 

 

Si además de un vaso acompañando el desayuno, la comida, la merienda y la cena, beben cuatro vasos más entre comidas, su hidratación estará más que asegurada.

 

Los beneficios del agua de mineralización muy débil para las personas mayores hacen que se le considere una pieza clave para su salud. La ingesta de dos litros al día evita cualquier posible problema derivado de la deshidratación y aporta hasta veinte tipos de minerales y oligoelementos llegando en algunos casos a cubrir el cinco y hasta el ocho por ciento de las cantidades diarias recomendadas. 

 

Además, al beber un agua de mineralización muy débil como Agua Sana, nuestros mayores estarán consumiendo un agua pura que no recibe ningún tratamiento químico ni microbiológico y que conserva intactas todas sus propiedades naturales

 

Como ves, son muchos los beneficios del agua de mineralización muy débil para las personas mayores. Por todo ello y más en esta época del año, es fundamental prestar atención su hidratación y ayudarles a construir el hábito de beber más y mejor. Estaremos cuidando de su salud y contribuyendo a un mejor funcionamiento de todo su organismo.

Recommended Posts
Agua Sana te cuenta cuál es la mejor agua para preparar el biberón