en Descubre el origen

Beber agua es fundamental para cuidar la salud y, para mantenerse correctamente hidratado, conviene que la cantidad y la calidad del agua sean adecuadas. 

 

Así, es importante ingerir entre 2 y 2,5 litros al día y apostar por agua mineral natural. Piensa que se trata de una bebida sin ningún tipo de tratamiento químico o procesos de desinfección, pura desde su origen, ya que se obtiene de un manantial aislado de la contaminación. 

Sin embargo, actualmente existen un sinfín de aguas (agua de mineralización muy débil, agua mineral baja en sodio, aguas con gas…) y no siempre es fácil saber cuál es la mejor para cada uno, por eso es importante conocer cómo se clasifican. De este modo te será mucho más sencillo elegir la mejor agua mineral para ti. 

Aunque ya adelantamos que el agua de mineralización muy débil es un agua perfecta para toda la familia, para consumir todos los días y cuidar tu salud.

 

¿Quieres saber cómo elegir el agua embotellada que más te conviene? ¡Te lo contamos!

 

¿Cómo elegir el agua embotellada que más te conviene?

 

Aunque existen muchos tipos de agua en el mercado, como el agua de manantial o el agua potable embotellada, el agua mineral natural es la opción más consumida y habitual que encontrarás en el supermercado. Sin embargo, tienes que saber que, se pueden clasificar en diferentes categorías dependiendo de su composición. 

 

Clasificación del agua mineral según su dureza

 

En función de la dureza del agua, puedes escoger entre agua mineral dura, ideal para deportistas, por ejemplo, ya que les permite recuperar los minerales perdidos durante la actividad física, y el agua mineral blanda, perfecta, por ejemplo, para aquellas personas con patologías previas, como enfermedades del riñón

La dureza del agua determina la cantidad de carbonato cálcico que lleva, lo que depende de la tierra que haya absorbido.

Se considera agua blanda la que contiene menos de 150 ml/g de carbonato cálcico; semiblanda de 150 a 200 ml/g de carbonato cálcico y agua dura a partir de 200 ml/g.

 

Clasificación del agua mineral según su extracto seco

 

El agua mineral también se puede dividir en función de su residuo seco, o lo que es lo mismo, según la cantidad de minerales que contengan. Así, tenemos el agua de mineralización muy débil, como Agua Sana, en la que cada litro contiene menos de 50 mg de minerales.  ¡Lo que la convierte en un agua perfecta para toda la familia!

 

Este tipo de bebida es buena para todas las personas, para preparar alimentos infantiles y, gracias a su efecto diurético, está aconsejada a consumidores con hipertensión o con cálculos renales. Además, es agua baja en sodio, que tiene muchas ventajas para determinadas personas y que veremos más abajo.

Después se encontraría el agua de mineralización débil, que son la mayoría de las aguas minerales en España  y tienen cantidades de magnesio de menos de 50 mg/l y cantidades de calcio inferiores a 150 mg por litro y con usos similares a la anterior. 

 

Finalmente, estarían el agua de mineralización media y  el agua de mineralización fuerte, que contiene más de 1500 mg de minerales por litro. 

 

En estos últimos casos, gracias al elevado aporte de calcio y magnesio, no solo están indicadas a deportistas, sino también a personas con osteoporosis. Igualmente son buenas para hacer la digestión. 

 

Clasificación del agua mineral según su composición química dominante

 

Por supuesto, también hay en el mercado una gran variedad de aguas minerales que contienen una alta concentración de determinados minerales. Así, tenemos aguas cálcicas, aguas con gas, aguas sódicas… Por lo que, dependiendo de la carencia en el organismo de alguno de estos minerales, se puede apostar por un tipo u otro para mejorar el funcionamiento del organismo. 

En el caso del calcio, su absorción requiere de una cantidad adecuada de magnesio, fósforo, y de vitamina A, C y D. El magnesio estimula la producción de calcitonina, lo que incrementa el calcio en los huesos al tiempo que lo extrae de los tejidos (algunas formas de artritis se caracterizan por un exceso de calcio en los tejidos y una ausencia del mismo en los huesos). La mayoría de las verduras verdes son fuentes valiosas de fósforo y vitamina A, esenciales para la buena metabolización del calcio. Y, la vitamina D nos la aporta el sol.

Evidentemente, el agua es una ayuda y un complemento, pero si se tiene alguna patología o alguna deficiencia, siempre es conveniente el seguimiento médico. 

 

El agua mineral baja en sodio previene enfermedades cardiovasculares y tiene efectos diuréticos

Agua mineral baja en sodio

 

Como te comentamos más arriba, el agua de mineralización muy débil, al tener poco residuo seco, es también un agua mineral baja en sodio. 

Estas aguas tienen un bajo contenido en sodio, aproximadamente menos de 20 mg/l y son ideales para personas que tienen afecciones renales, hipertensión o problemas del corazón. Cuánto  más débil en sales minerales sea el agua, mejor.

No cabe duda de que el organismo necesita sal, sin embargo, no se debe abusar de ella, especialmente si sufrimos de hipertensión o insuficiencia cardíaca. En estos casos, es recomendable seguir una dieta saludable y equilibrada, consumiendo alimentos frescos, verduras, pescado, fruta… y, como complemento, agua mineral baja en sodio. 

 

Ventajas del agua mineral baja en sodio

 

  • El agua mineral baja en sodio es muy eficaz contra la retención de líquidos, es decir, tiene un efecto diurético. 
  • Es muy útil para prevenir enfermedades cardiovasculares o la presión arterial alta, algo muy común, por ejemplo, en enfermos de diabetes.
  • El agua mineral baja en sodio ayuda también a reforzar la salud de los huesos ya que, como seguramente sabes, la sal provoca que se elimine calcio en la orina. 
  • Por otro lado, esta bebida es buena para el aparato digestivo

 

Como ves, el agua mineral baja en sodio es realmente útil y ayuda a prevenir o reducir las probabilidades de sufrir determinadas patologías. Además, es una gran alternativa a cualquier refresco o bebida carbonatada, con altos niveles de azúcar. 

 

Recuerda también que es importante beber suficiente agua al día, incluso aunque no tengas sed y sobre todo en verano.

 

No lo dudes, apuesta por el agua mineral natural y cuida tu salud desde dentro. ¡Agua Sana te ayuda a mantenerte saludable! 

No olvides visitar nuestra página de juegos y divertirte con el juego Agua Sana de esta semana.

Recommended Posts