en Equilibrio natural

Como ocurre cada año, este domingo se han atrasado los relojes una vez más para dar comienzo al horario de invierno. Esto puede hacer que nuestro organismo se resienta, por lo que es conveniente adoptar una serie de medidas para que la transición sea más rápida y llevadera. 

 

La medida, implantada en Europa desde 1974 debido a la crisis del petróleo, surge para reducir el consumo energético y aprovechar mejor las horas de luz. Sin embargo, podría no ser tan efectiva como se pensaba. Por ello, la Comisión Europea, tras una encuesta a la población, ha propuesto eliminar los cambios de hora de invierno y verano en 2021, momento en el que cada país tendrá que decidir con cuál de los dos se queda. 

 

Por el momento, el nuevo horario ya está en marcha y, si eres de los que notan sus efectos, te animamos a que leas este post, porque te damos los mejores consejos para adaptarse al cambio de hora de invierno. 

 

¿Qué cambios se pueden sufrir con el cambio de hora de invierno?

 

Aunque solo se atrasa el reloj una hora, el cuerpo puede tardar unos días en adaptarse al nuevo horario. Además, no hay que olvidar que esto se suma al progresivo descenso de las temperaturas y a una disminución de las horas de luz, lo que también influye en el organismo y en el estado de ánimo. 

 

Pero, ¿qué puede ocurrir?

 

  • Mayor sensación de cansancio o fatiga
  • Dificultades para conciliar el sueño
  • Irritabilidad, falta de concentración, estrés o apatía
  • Dolores de cabeza
  • Falta de apetito o hambre a deshora

 

Ahora bien, recuerda que se trata de cambios leves y transitorios. Por lo general, duran entre 48 y 72 horas, aunque en algunos casos se puede extender unos días más. Por supuesto, para mitigar los efectos, existen diversos consejos que puedes seguir y que veremos a continuación. 

Otra idea para adaptarse al cambio de hora de invierno es evitar las bebidas estimulantes

Consejos para adaptarse al cambio de hora de invierno

 

Mantén tus rutinas

 

Para adaptarse al cambio de hora de invierno es conveniente que no descuides tus rutinas y que establezcas unos horarios fijos tanto para acostarte como para despertarte. Además, también es aconsejable que la habitación se encuentre bien ventilada y que su temperatura sea adecuada, rondando los 18 grados. 

 

Por supuesto, evita el uso del smartphone o la tablet antes de irte a dormir, ya que la luz que emiten no ayuda para conciliar el sueño y repercute en su calidad.

 

Una buena alimentación, tu mejor aliada para combatir el cansancio

 

Llevar una dieta equilibrada es esencial, pero, además, consumir determinados alimentos te ayudará a eliminar la fatiga, el cansancio y te servirá para recargar las pilas. Así, puedes incluir en tu menú almendras, que te aportarán mucha energía, arroz integral, patatas, plátanos o diversas semillas, como las de calabaza, chía o linaza. 

 

Cuida la hidratación y reduce el consumo de cafeína y alcohol

 

El cambio de hora puede producir cansancio, somnolencia y fatiga, por lo que es recomendable mantenerse correctamente hidratado. Así, recuerda que debes consumir entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que el organismo pueda desempeñar de manera óptima sus funciones. 

 

En este sentido, también debes evitar la ingesta de cafeína, bebidas energéticas y alcohol, ya que provocan alteraciones en el sueño. 

 

¿Hacer ejercicio? Sí, pero no antes de dormir

 

Otra de las recomendaciones que puedes seguir y que te ayudará con el cambio de hora de invierno es hacer ejercicio moderado

 

La actividad física tiene numerosos beneficios. Así, no solo mejora la calidad de vida, tanto física como mental, sino que te otorga más energía durante el día y te ayuda a conciliar el sueño por la noche. Eso sí, conviene realizarlo por la mañana y evitarlo por la noche, ya que activas el organismo. 

 

Evita la siesta unos días

 

Por muy tentador que parezca, es importante que pospongas las siestas, al menos hasta que te adaptes al cambio de hora de invierno. De esta manera te será mucho más fácil adecuarte a los nuevos horarios y la transición será más rápida. 

 

¿Se eliminará definitivamente el cambio de horario en España?

 

Como te adelantamos, el cambio de horario podría tener sus horas contadas y es que el Parlamento Europeo ha propuesto su eliminación para 2021. De ser así, tan solo nos quedaría un cambio más en marzo, en el caso de que España optase por el horario de verano, o ninguno, si nos quedamos con el de invierno.  

 

Las cifras no dejan lugar a dudas. Un 80% de los europeos y un 93% de los españoles están a favor de su abolición. Ahora, tan solo queda que cada país escoja el que más le convenga. Eso sí, habrá que esperar un poco para conocer la decisión final. 

 

¿Qué te ha parecido este post con recomendaciones para adaptarse al cambio de hora de invierno? Esperamos que te sirva de ayuda y recuerda que el proceso dura pocos días.  

Recent Posts
Para evitar las piedras en el riñón, lo mejor es el agua mineral natural y llevar una dieta saludableLas aguas mineromedicinales tienen propiedades terapéuticas