en Actualidad

La diabetes es una enfermedad grave y crónica que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), afecta a más de 347 millones de personas en el mundo y 6 millones en España, una cifra que crece cada año. Por este motivo, y con el fin de concienciar a la población, cada 14 de noviembre tiene lugar el Día Mundial contra la Diabetes

 

Por ello, desde Agua Sana te contamos más sobre esta patología y cuáles son las recomendaciones para controlar la diabetes con el fin de tener una buena calidad de vida. 

 

¿Qué es la diabetes y qué tipos hay?

 

La diabetes es una enfermedad grave y crónica que se caracteriza por un aumento de la concentración de glucosa en la sangre debido a que el páncreas no produce insulina o, al menos, no la suficiente, o el organismo no la metaboliza adecuadamente.

 

¿Y qué es la insulina? La hormona que permite que la glucosa pueda ser utilizada por las células como fuente de energía. Si hay una anomalía en su producción por parte del páncreas o en su funcionamiento, los niveles de glucosa en sangre se incrementarán.

 

Tipos de diabetes

 

Diabetes tipo 1

 

La diabetes tipo 1, que por lo general tiene una mayor incidencia en la infancia y la adolescencia, es aquella en la que el páncreas no produce insulina o produce muy poca. 

 

Se trata de  una reacción autoinmune en la que las defensas del organismo destruyen las células que liberan la hormona, por lo que las personas que la padecen necesitan inyecciones diarias de insulina.

 

Diabetes tipo 2 o diabetes del adulto

 

La diabetes tipo 2, comunmente conocida como diabetes del adulto, se puede dar a cualquier edad, aunque es más habitual en adultos, especialmente a partir de los 40 años. Ahora bien, cada vez es más frecuente su desarrollo en edades más tempranas. 

 

Aquí se da una anomalía en la asimilación de la insulina y, con el paso del tiempo, puede ocurrir que el páncreas acabe produciendo una menor cantidad. Esta forma de diabetes se puede prevenir llevando un estilo de vida saludable y haciendo ejercicio habitualmente.

 

Diabetes gestacional

 

En ocasiones, durante el embarazo, se puede producir un bloqueo de la insulina. Este tipo de diabetes suele desaparecer tras dar a luz, sin embargo, es un factor de riesgo para desarrollar en un futuro diabetes tipo 2, tanto en el caso de la madre como el hijo. 

 

Además, es habitual no presentar síntomas, por lo que se hace necesario realizar un seguimiento periódico en la gestación. 

 

Consejos para mantener la diabetes bajo control

 

Seguir una alimentación saludable

 

Alimentarse correctamente es importante para controlar la diabetes y evitar complicaciones. Así, es conveniente evitar comidas ultraprocesadas, pero también dejar de lado los alimentos ricos en hidratos de carbono de absorción rápida (harina, pan de mesa, zumos de frutas, productos horneados…) ya que incrementan los niveles de glucosa en sangre. 

 

Por otro lado, es aconsejable consumir más pescado, frutas y vegetales. Además, es preferible apostar por cereales integrales y legumbres, porque ofrecen un índice glucémico más bajo. 

 

Hidratarse correctamente

 

¿Otro consejo para controlar la diabetes? Beber suficiente agua al día. Mantenerse hidratado es clave. Piensa que las personas con diabetes tienen mayores posibilidades de deshidratarse porque, al tener más glucosa en la sangre, los riñones intentarán eliminarla a través de la orina, de ahí que uno de los síntomas de esta enfermedad sea la sed. 

 

En este sentido, Agua Sana es una excelente opción. Al ser baja en minerales y sodio está recomendada tanto para personas que sufren de diabetes, como para aquellas con el colesterol alto, patologías renales o hipertensión.

Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de deshidratación

 

Hacer deporte

 

Por supuesto, para cuidarse y mantener la diabetes controlada, es imprescindible realizar ejercicio físico regularmente. De esta manera no solo se aumenta la calidad de vida, sino que se evitan posibles problemas asociados porque con la actividad física se reduce el azúcar en sangre. 

 

Además, con el deporte se logra bienestar, pero también se reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. De hecho, ¿sabías que los ejercicios aeróbicos incrementan la sensibilidad a la insulina y ayudan a mejorar la tensión arterial y el colesterol? 

 

Evidentemente, el deporte se debe adaptar a la condición física de cada persona y a su estado de salud, por eso, antes de nada, te recomendamos que acudas a tu médico con el fin de recibir unas recomendaciones personalizadas. 

 

Realizar revisiones oftalmológicas periódicas

 

Las personas con diabetes pueden tener retinopatía diabética, una enfermedad en la que los altos niveles de glucosa en la sangre provocan daños en los vasos sanguíneos de la retina, pudiendo causar ceguera. 

 

Para prevenirlo, lo mejor es acudir a una cita ocular al menos, una vez al año y, por supuesto, seguir un estilo de vida lo más saludable posible. 

 

Presta atención a los pies

 

También es aconsejable visitar al podólogo periódicamente ya que es común que las personas que sufren diabetes presenten problemas en los pies, como pérdida de sensibilidad o alteraciones en la circulación. 

 

Esperamos que te haya sido de utilidad este post sobre recomendaciones para controlar la diabetes y recuerda, lo más importante es seguir una dieta variada y equilibrada, hacer ejercicio, beber suficiente agua y visitar regularmente al médico, que será el encargado de realizar un correcto seguimiento de la enfermedad, así como de ofrecer la medicación y los consejos necesarios en cada caso. 

 

¡No olvides visitar nuestro juego de la semana!

Recommended Posts
El Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer fue fijado por la ONU en 1999