en Relajación

Los ejercicios de respiración son una herramienta muy útil y eficaz que aporta múltiples beneficios a los que los practican. Así, permite desde reducir la ansiedad o el estrés, hasta mejorar la calidad del sueño o aumentar la concentración. 

 

Por todo ello, desde Agua Sana te traemos cuatro ejercicios de respiración que te ayudarán en tu día a día. Fáciles de hacer, se convertirán en tus grandes aliados para afrontar las jornadas con el máximo relax y una energía renovada. 

 

¿Preparado? ¡Vamos allá!

 

Los beneficios de los ejercicios de respiración

 

Como ya te adelantamos, los ejercicios de respiración tienen numerosas ventajas:

 

  • Promueve la relajación
  • Permiten rebajar los niveles de ansiedad y estrés
  • Incrementan la calidad del sueño
  • Aumentan la concentración, pudiendo enfocarse en las tareas diarias fácilmente
  • Mejoran los procesos digestivos, así como la circulación sanguínea

 

Además, lo mejor para beneficiarte de todas ellas, es practicarlos de manera regular, no solo cuando te sientes sobrepasado. 

 

Ahora que ya conoces todo lo que pueden hacer por ti, ¡veamos algunos de ellos!

 

4 ejercicios de respiración para relajarse y reducir la ansiedad

 

Respiración equitativa o Sama Vritti

 

El ejercicio de respiración equitativa, también llamado Sama Vritti, es uno de los más fáciles y sencillos de practicar. Es muy útil para reducir la ansiedad y el estrés, así como para conciliar el sueño por lo que, aunque se puede realizar a cualquier hora del día, es especialmente efectivo si se hace antes de acostarse

 

Para ello, basta con que inhales contando hasta cuatro y exhales de la misma forma, es decir, contando hasta cuatro. Por supuesto, siempre respirando por la nariz. En cuanto lleves unas semanas realizándolo, es muy posible que incluso aguantes hasta 6 u 8 segundos, como los más expertos en yoga. 

 

Respiración energizante

 

Otro de los ejercicios que puedes llevar a cabo es la respiración energizante, una opción que, además de reducir tus niveles de ansiedad o estrés, te ayudará a incrementar tu concentración y energía. Por este motivo, es aconsejable que lo practiques durante el día y no por la noche. 

 

En este, debes realizar una inhalación larga y lenta abriendo el diafragma para después llevar a cabo una fuerte y rápida exhalación contrayendo el diafragma. Y, al igual que en el caso anterior, tienes que respirar únicamente por la nariz

 

¡Repite el proceso diez veces y notarás cómo aumenta tu energía!

 

Relajación progresiva

 

La técnica de respiración de relajación progresiva es muy eficaz para disminuir la tensión muscular y el estrés. Su práctica es sencilla y, junto al Sama Vritti, está indicada para principiantes. 

 

¿Qué hay que hacer? Cierra los ojos y tensa y relaja los músculos de tu cuerpo durante varios segundos. Empieza por los pies y los dedos y sube hasta las piernas, los glúteos, el pecho, los brazos… hasta llegar a la mandíbula y los ojos. 

 

Para que sea de lo más efectivo, cuando tenses los músculos, aspira contando hasta cinco, para después relajarlos mientras expiras. A la hora de coger aire, debes hacerlo por la nariz y, para soltarlo, que sea por la boca. 

 

Respiración alternada por las fosas nasales o Nadi Shodhana

 

La respiración alternada es uno de los ejercicios más practicados en yoga para promover la relajación. 

 

¿Y en qué consiste la técnica? ¡Muy sencillo! En una postura cómoda, tienes que colocar el pulgar derecho en la fosa nasal derecha e inhalar profundamente con la fosa nasal izquierda. 

 

Después, cuando llegue el turno de la exhalación, tapa la fosa nasal izquierda con la misma mano, utilizando los dedos anular y meñique, para exhalar con la fosa nasal derecha. 

 

Este ejercicio aumenta la energía, así que intenta practicarlo de día y no antes de acostarte.

Los ejercicios de respiración se pueden hacer todos los días

Una correcta hidratación, clave para reducir el estrés

 

¿Sabías que cuando el cuerpo se deshidrata, se incrementan los niveles de ansiedad? Esto sucede porque, al no tener un suficiente aporte hídrico, el organismo se altera y aumentan los niveles de cortisol, la llamada hormona del estrés. Esto, a su vez, lleva a un estado de nerviosismo general y puede provocar ansiedad, intranquilidad, pérdida de concentración y decaimiento. 

 

Así, es conveniente tener a mano una botella de agua, especialmente en situaciones en las que se requiera un mayor esfuerzo, desde realizar deporte, hasta estudiar o trabajar. 

 

Por otro lado, la cantidad recomendada oscila entre los 2 y 2,5 litros de agua al día. ¿Lo mejor? Apostar por Agua Sana, agua de mineralización muy débil. De origen natural y sin ningún tipo de procesado químico, es ideal para toda la familia y apta para la preparación de alimentos infantiles ya que, además, no necesita hervirse. ¡Del manantial a tu mesa!

 

¿Qué te han parecido estos ejercicios de respiración para relajarse y disminuir la ansiedad y el estrés? Esperamos que te ayuden y que su práctica que sirva para conseguir el máximo relax.

¡No olvides visitar nuestra página de juegos! Esta semana queremos que te entretengas con una sopa de letras. ¡A por ella!

Recommended Posts
Desconectar el móvil, hacer deporte o beber agua son excelentes soluciones para aumentar la relajación